Carmelitas Descalzas Altea
"Vivir en obsequio de Jesucristo"

Fuertes, saliendo y anunciando




 

Con el papa Francisco, reflexionamos, sobre nuestra solidaridad cristiana en esta campaña de Manos Unidas. Intentando buscar en el evangelio, la buena noticia centrada en la solidaridad (Manos Unidas)

Caminad con fortaleza:

"Ha llegado el momento de darse, de manifestar que el amor de Dios es cierto. Con los proyectos que tenéis en tantos países intentáis hacer lo mismo que nos dice hoy la Sagrada Escritura, corregir con amor las situaciones que no están bien para conseguir una vida más honrada, más auténtica, más digna. Caminad con fortaleza, buscad la paz y procurar que nadie se quede sin la gracia de Dios, que se manifiesta en obras, en la lucha contra el hambre, en la transformación de la mente y del corazón humano que también intentáis".

* Estad siempre “en salida”:

"Mirando a los demás. Jesús siempre estaba caminando, siempre iba donde estaban las personas. Él nos anima a salir a todos los caminos donde están los hombres, y especialmente a los caminos donde esos hombres tienen alguna necesidad, como estáis haciendo vosotros, en Manos Unidas, a través de los proyectos en los distintos continentes. Donde se padecen situaciones de más fragilidad y más hambre, os queréis hacer presentes, con gente concreta que sale a la búsqueda de los hombres".

* Salid enseñando, anunciando e interpelando:

"Cristo encontró dificultades, pero empezó a enseñar en la Sinagoga, y dijo lo que era necesario, como vosotros lo decís con las obras que hacéis. Decís que, para su dignidad como seres humanos, tienen que tener agua, o las herramientas para poder cultivar lo más básico, o tienen que poder ir a la escuela… Estáis enseñando.

Pero estáis también anunciando. Hay algo dentro de vosotros que os impulsa a hacer lo que hacéis, a dedicar horas y tiempo: una concepción de lo que es el ser humano que no nace de una ideología, sino de la contemplación del rostro de una persona.

E interpeláis, también, como les pasó a aquellos: “¿pero Éste no vive aquí con nosotros?”. Os conocen, pero que conozcan que sois los que hacéis las obras, las mismas de Jesús.

Queridos hermanos: sed fuertes, salid, observad todos los caminos de los hombres, que todos los proyectos y vuestras vidas sean también interpelación, anuncio y enseñanza. Fuertes, saliendo y anunciando".

Comprométete con Manos Unidas


P. René, capellán, Carmelitas Descalzas Altea. 

Archivo


Volver al resumen

03/11/2018

BUSCANDO FUENTES PARA CRECER EN EL ESPÍRITU

Hay momentos en la vida, que nos es difícil buscar las causas de nuestro vacío interio.
Nos detenemos para ver como materializamos esa sensación y la llenamos de cualquier cosa. Cuando queremos crecer y madurar interiormente necesitamos: sosiego, paz, equilibrio emocional para dejar que Nuestro Padre Celestial nos ilumine, buscando fortalezas en el Evangelio. Te proponemos unas pistas para saciar tu sed espiritual.

Crecimiento Espiritual (Interioriza meditando tu momento espiritual)
El crecimiento espiritual es detallado en Segunda de Pedro 1:3-8: "Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por Su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia. Por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia. Vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal amor. Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo."



Volver al resumen


Correo
Llamada